En cuanto a la fauna malgache, cuenta con 3.000 especies de mariposas catalogadas, entre las cuales 2.900 son endémicas. En las regiones forestales del este vive la mariposa más grande del mundo, la Argema Mittrei, que alcanza 30 centímetros de envergadura.

Otra cifra récord que hay que conocer es que el 92% de las especies de peces de agua dulce son endémicas de Madagascar. En cuanto a los peces del mar, los coralinos forman preciosos y enormes cardúmenes de todos los colores. Finalmente, en Nosy Be se pueden encontrar el pez más grande del mundo, el tiburón ballena, y el pez más antiguo del planeta, el cela-canto. Este último es un verdadero fósil viviente que se remonta a 400 millones de años.

Bastante más conocidos y caricaturizados por su gracia son los lémures, que sólo existen en Madagascar. Con más de treinta especies clasificadas, su talla varía entre treinta centímetros y un metro. Estos animales descienden de ancestros venidos del continente africano hace unos 25 millones de años. El aislamiento geográfico permitió a esta rama de primates única en el mundo desarrollarse en Madagascar.

Por fin, el cebú es también un animal que se asocia a la imagen de Madagascar. Este bovino con joroba desempeña un papel muy importante, tanto en lo real como en lo simbólico, para la cultura y la tradición malgache. Constituye un elemento emblemático del país.