A 15 kilómetros de la costa, Nosy Be es una isla volcánica cubierta de montañas dónde los ancianos cráteres forman diferentes lagos. Con el sobrenombre de “la isla de los perfumes” por su cultura de ylang-ylang, cañas de azúcar, café, vainilla, pimientas y otras especies, la isla merece su reputación de pequeño paraíso.

Clima equilibrado, más húmeda y calmada, fondos marinos de una riqueza excepcional, playas de ensueño, paisajes encantadores…. La realidad corresponde bien a la imagen que vemos.

La intensa actividad rural, la autenticidad de sus pequeños pueblos de pescadores, la presencia de zonas naturales protegidas y de islotes casi inexplorables dan al visitante en numerosas ocasiones de sentirse en un destino largamente preservado.

Hell Ville
Paseando por el puerto, todavía pueden verse los antiguos cañones de los marinos en la largas y bellas construcciones de estilo colonial impregnadas por la humedad y los ciclones. La vieja prisión parece salir de un decorado de cine. Ya en el puerto, el único centro comercial está rodeado de árboles centenarios.

El gran mercado tiene mucha vida, típica de una organización social sakalava con influencia de las Comores.

Jardines y bosques del este
Este pequeño itinerario de un dia a permite descubrir las dos facetas, salvaje y cultivos, de la naturaleza de Nosy Be con sus plantaciones de ylang-ylang. Una tonelada de flores da un cuarto de litro de una esencia utilizada en perfumería. Unos agradables sentidos se puden sentir en el interior de la sila hacia Ambatozavavy y atravesar sus campos de cafés, pimientas, limoneros, árboles y arrozales.

Playas y montañas del oeste
En Ambatoloaka y sobre las dos bahías que le suceden se encuentran bellas playas de arena blanca. Un solo inconveniente, la presencia (según la estación del año) de moka fohy, unos mosquitos que están en la arena dónde sus picaduras son dolorosas.
Un poco más al norte, Djamandjary sobrevive de la caña de azúcar, dónde destilan el ron de 55º, célebre en todo el país.
Continuado hacia el norte encontramos la magnífica playa de Andilana. A medio camino, una pequeña ruta nos desvía hacía la cima del monte Passot, dónde hay una excepcional vista sobre toda la isla.

Las islas alrededor de Nosy Be:

Nosy Tanikely. Es una reserva excepcional dónde los amateurs de submarinismo podrán admirar en poco metros de profundidad en unas aguas increíblemente claras una larga muestra de fauna submarina.

Nosy Komba. Es la más visitada, a causa de sus lémures y de su infraestructura turística. Los lémures Macaco son numerosos y poco feroces.

Nosy Sakatia. Poco visitada a excepción de los pescadores próximos. Las piraguas hacen la travesía a partir de la playa de Djamandjary dónde existe un centro de submarinismo.

Nosy Iranja está al sur y Nosy Mitsio al norte son pequeños paraísosinmunes a cuatro horas de Nosy Be. La primera es conocida por sus tortugas, y la segunda es un archipiélago dónde la isla más grande está habitada. Las dos son ideales para la práctica de submarinismo y una estancia en playa lejos de todo.